Ir al contenido principal

Entradas

Seres - Parte Final

Entradas recientes

Seres - 7ª Parte

Al cabo de tres décadas de progreso y guerras en un aparente ciclo sin fin, Poseidón, dios de los mares, desarrolló especial aprecio por los Atlantes, colmándolos de favores y bendiciones, incluso colocando criaturas colosales alrededor de su enorme isla para protegerlos de los invasores que quizá podrían codiciar sus avances culturales y tecnológicos. No obstante, cegado por las maravillas de su cultura, Poseidón ignoraba la fuente de poder del continente y sus habitantes.
El rey de esas tierras, versado en todas las lenguas del mundo, era poseedor de lo que llamaban el corazón de Atlantis, un artefacto que resonaba en armonía con los nueve reinos y era capaz de canalizar la luz de Alfheim, luz que llenaba al rey y a sus súbditos de conocimiento y que ofrecía el poder necesario para volver realidad las ideas más descabelladas de sus inventores.
Por su parte, los reptilianos eran igualmente avanzados, sin embargo, esto se debía a su inteligencia natural y no poseían la luz de Alfheim, s…

El escritor y la musa

El tiempo y sus manecillas desafiaban lo idílico de este amor. El viento y sus suspiros cortaban la respiración de estos personajes enamorados por efecto del azar. La religión y su fanatismo quedó corto para tan devoto querer. Pero, como todo acto esporádico resulta casi clásico que pierda su encanto lo mágico. El escritor amenazaba escribir versos con la muerte si le quitan la vida por amar con tanta locura, la musa se rehusaba a inmortalizar tanta pasión de aquella singular manera. El escritor insiste en que la ficción puede copular con la realidad solo si los amantes de lo prohibido se lo permiten, la musa aún guarda recuerdos de sus aventuras mundanas que no se atreve a vivir en este tipo de éxtasis. El escritor busca una razón lógica pero no la encuentra porque no fue creado para pensar sino para fantasear, la musa confabula una disculpa porque piensa en los riesgos y ello la asusta. El escritor por fin se decide a cruzar el valle solo, la musa le pide que se quede con lágrimas …

El llamado

Existen pocos motivos que me privan de escribir algo y la última semana lo ameritó totalmente. Pertenezco a una religión donde como toda organización existen ‘cabezas’, bueno, una de estas me llamó para conversar, a mi esposa y a mí (algo inusual y sospechoso), sobre un asunto que si bien se mencionó ser importante, permaneció sin ser dicho de que se trataba. Nos asustamos, pensamos que habíamos hecho algo malo, aunque no sabíamos que podría haber sido. El día llego y nos sentamos los tres, Cynthya, Carolina y yo, frente a la silla del presidente de estaca (así se llama el cargo más elevado de una iglesia mormona local) para escuchar cómo me extendía el llamamiento como miembro de un obispado (otro cargo ‘elevado’). Fui renuente al comienzo, porque justo en aquel momento, había acabado de aceptar un trato laboral que implicaba trabajar los domingos, tiempo donde coincidentemente tendría que estar presente en la iglesia para esta nueva responsabilidad, se me comentó que ellos estaban …

Seres - 6ª Parte

Bajo la influencia de los diversos grupos de dioses, la humanidad hizo grandes progresos, y se transformó en una especie civilizada, pero no tardaron mucho tiempo en notar que no eran los únicos seres inteligentes que habitaban Midgard.
Los seres humanos eran conscientes de que las criaturas de otros reinos los visitaban frecuentemente, mas había una especie que habitaba aquellas tierras junto con ellos, seres con forma muy similar a la del hombre, pero con apariencia de reptil, y sus ropas eran finamente elaboradas y majestuosas al igual que sus construcciones.
Ahora bien, estos reptilianos no estaban contaminados por las tinieblas y eran muy pacíficos entre ellos, pero su instinto territorial era enorme y no toleraban que la humanidad invadiera sus tierras, por tanto, al ser ellos una raza más avanzada y poderosa, amenazaban con erradicar a todo el género humano, en consecuencia,

Seres - 5ª Parte

El universo entero recibió la noticia, la vida podía ser creada a partir de elementos inertes. Tomó entonces cada quién mundos según su voluntad y placer y los llenaron de maravillas de todo tipo y de seres que desafiaban toda imaginación, tanto animales como plantas y seres pensantes, creación de los nuevos dioses que se alzaban hasta los confines de la existencia.
Y cada dios creó según su imagen, y no todos los dioses se parecían entre sí, sino que tenían formas y tamaños muy variados, por tanto, la vida en el universo fue muy diversa y cada cual reconocía a su creador. Y se instituyeron las criaturas de luz como druidas, protectores de la naturaleza y sabios en todas las ciencias, mas las criaturas de oscuridad practicaban la hechicería, invocaban espíritus y eran gobernados por nigromantes.
Al ver el concejo el